Publicidad

Con vino y galletas celebraron el fin de semana los habitantes de los barrios Maracos alto y bajo.

Personalmente el alcalde, Wilmar Barbosa, hizo la entrega oficial de las renovadas carreras 12, 13, 13ª y 14 entre calles 25 y 25ª, que ahora cuentan con inmejorables condiciones de movilidad vehicular y peatonal, corredores hasta hace poco peligrosas por su alto nivel de inclinación.

Jhon Jairo Pérez, director operativo de la Secretaría de Infraestructura, explicó que el trabajo fue realizado de manera directa por personal y maquinaria de la Alcaldía, lo que no solo permite traer una solución real a las vías de este sector, sino que abre la puerta de nuevo a que el municipio asuma la recuperación total de nuevos corredores rurales y urbanos.

“Se hicieron dos vías en concreto y las demás en asfalto, con la maquinaria adquirida en esta administración, material propio y personal del municipio, es decir, ya pasamos de tapar huecos a hacer vías urbanas y rurales”, resaltó el funcionario.

Representantes de la Junta de Acción Comunal (JAC) como Jesús Cardona y Martha Solano, calificaron como “un regalo anticipado de Navidad”, pues son conscientes del impacto que esta obra trae a la comunidad.

“Estábamos totalmente incomunicados, solo teníamos la vía principal y nos tocaba dar una vuelta tremenda, ahora es más fácil y cómodo podernos movilizar”, resaltó la líder comunal.

Publicidad