Villavicencio. El grupo judicial de protección logra la captura en flagrancia de Jaime Aristizabal tras recibir la denuncia de la madre de un menor, de tan sólo 13 años, quien les manifiesta haber encontrado en el celular de su hijo algunas conversaciones de carácter sexual con un hombre mayor.

Además de la denuncia, la madre aporta pantallazos de las conversaciones por Whatsapp donde también se evidencian fotografías y videos explícitos e inminentemente sexuales, razón suficiente para coordinar un operativo relámpago para dar con la captura del sujeto que había acordado visitar al menor en su casa, en horas de la tarde, cuando estuviese solo.

De igual forma, se logra establecer que el capturado realizó propuestas económicas al menor para que accediera a sostener relaciones sexuales. La captura ya fue legalizada y en las próximas horas un juez de la República definirá su situación jurídica.

Por otra parte, es importante mencionar que el capturado se desempañaba como entrenador de futbol en el barrio Manantial, por lo que se presume puedan existir otras víctimas de acuerdo a los elementos materiales probatorios hallados en el celular que se le incautó al momento de la captura.

El hombre, de 51 años, deberá responder ante las autoridades competentes por el delito de utilización o facilitación de medios de comunicación para ofrecer actividades sexuales con personas menores de 18 años.