Publicidad

Inmensa gratitud y reconocimiento expresaron los padres de familia y beneficiarios de los programas de formación en música tradicional llanera, banda sinfónica y formación coral que adelanta el Instituto de Cultura del Meta en el municipio de Cumaral, así lo expresaron durante la reunión de seguimiento y evaluación del Plan Departamental de Música.

Para Ana Elsy Gordillo el impacto es muy positivo porque la formación ha sido integral, inculcando valores y amor por la cultura y folclor llanero, mejorando las relaciones en el entorno familiar y comunitario, así como el trabajo en grupo, gracias al apoyo de los instructores que permanentemente los estimulan para que animen y motiven a sus hijos a mejorar cada día.

A su vez, Rocío Gómez resaltó la entrega y dedicación de los tres docentes, dado que como padres de familia es muy grato observar los avances musicales, aprovechando al máximo su tiempo libre y encaminándolos a ser personas de bien.

De los programas se benefician 290 niños, niñas y adolescentes, que brindaron una muestra cultural a los asistentes.

Publicidad