judicialnoticiasrecientesregionales

Condenados tras aceptar responsabilidad en secuestro y muerte de un exconcejal de Acacías (Meta)

A 32 años de prisión fueron sentenciados Diego Fernando Ospina Cardona de 26 años de edad y Jesús Humberto Gonzales Beltrán de 25 años, por hechos perpetrados contra Ismael Alejandro Cubides Ruiz, exconcejal del municipio de Acacías (Meta), el 23 de diciembre de 2016 en la vereda La Argentina, jurisdicción de Villavicencio (Meta).

La condena emitida por el Juzgado 3° Penal del Circuito Especializado se dio en virtud de la aceptación de cargos por parte de los procesados, en dos de los delitos de los seis que les fueron imputados en su momento por una fiscalía especializada delegada ante el Gaula que conoció el caso.

Así, Ospina y Gonzales admitieron su responsabilidad en los delitos de secuestro extorsivo agravado en concurso con fabricación, tráfico y/o porte ilegal de armas de fuego.

Los otros punibles imputados a estos hombres fueron homicidio agravado, hurto calificado y agravado, concierto para delinquir y utilización ilícita de redes de comunicaciones.

Las mismas conductas le endilgó la Fiscalía a Melquisedec Garzón Ríos, de 41 años, capturado en Circacia (Quindío) y quien al parecer era el jefe del grupo delincuencial. El procesado es exsuboficial del Ejército Nacional.

El secuestro del exconcejal se registró cuando él salía de su casa a las 8 de la mañana, y fue abordado y retenido en su vehículo en un falso retén militar por Ospina Cardona, Gonzales Beltrán y Garzón Ríos, quienes lo intimidaron con armas de fuego y lo condujeron hacia una zona montañosa del mismo sector. Allí, fue amordazado y ejecutado con impacto de arma de fuego.

Según el relato de los condenados, el cuerpo de la víctima fue enterrado en una fosa que previamente habían cavado, apoderándose de sus elementos de valor, tales como documentos de identificación, celular, cadena y argolla de oro.

De acuerdo con pruebas presentadas por la Fiscalía, ese mismo día los captores mediante llamadas realizaron exigencias económicas a los familiares de la víctima por valor de 10.000 millones de pesos, para su supuesta liberación. Las llamadas extorsivas continuaron hasta el 28 de enero de 2017.

Sin embargo, para el 21 de febrero de 2017, por información entregada por Diego Fernando y Jesús Humberto —en interrogatorio de indiciados— al ser capturados mediante orden judicial, fueron hallados los restos de la víctima.

La sentencia fue apelada por la defensa de los condenados.

La Fiscalía hace pública esta información por razones de interés general.

 

PYMP/DLBM

https://platform.twitter.com/widgets.js

Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: