Medio Ambientenoticiasregionales

Conozca sobre el Caracol Gigante Africano

Es competencia de Cormacarena informar a la comunidad, sobre la presencia y características del Caracol Gigante Africano (Achatina fulica), para el reconocimiento de la especie durante la temporada de lluvias que se presenta en el departamento.

Este molusco es de origen africano e ingresó a Colombia a mediados de la década del 2.000, se estableció en el Meta, ya que las condiciones del terreno son ideales para su reproducción, por tener un ambiente húmedo.

El ejemplar posee una concha de 5 y 20 cm de longitud, con 5 a 7 vueltas alrededor de ella, de coloración marrón oscura, con bandas longitudinales de color crema o en algunos casos violeta, se alimenta de líquenes, algas, hongos, materia vegetal y animales en descomposición, por lo tanto se debe tratar de controlar su población, considerando que el caracol puede afectar el sector agrícola, ambiental y la salud pública.

La especie Achatina fulica puede ser portadora de un nematodo, es decir un parasito, del genero Angiostrongylus, que puede producir dos enfermedades, la meningoencefalitis a nivel del sistema nervioso y la ileocolitis eosinofilica a nivel de tracto gastrointestinal, este solo se puede adquirir por ingestión.

Es muy importante tener claro que el Caracol Gigante Africano no es venenoso, es un vector (nematodo), el cual adquiere únicamente cuando el molusco consume heces de roedores.

Por lo tanto recordamos a los habitantes del departamento los cuidados que deben tener en cuenta ante la presencia de este molusco.

Cuando se observe ejemplares de esta especie en jardines, parque, solares o patios debe evitar su manipulación, lavarse muy bien las manos antes de consumir alimentos, lavar adecuadamente verduras y frutas antes de consumirlas, realizar control de roedores en las casas, mantener limpios y podados las zonas verdes, no realizar remedios caseros a base de caracol y hacer una adecuada disposición de los residuos orgánicos.

Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: