Villavicencio. El procedimiento se realiza por solicitud de la misma comunidad quien advirtió la presencia de estas personas, dando aviso a las unidades de Policía ambiental que se dirigieron a verificar la legalidad de la actividad desarrollada.


Una vez allí, en la parte posterior de la calle 21 del barrio Cavivir, se les solicita los permisos ambientales a los ciudadanos quienes manifiestan no tener ninguna clase de autorización ni permiso para el desarrollo de la actividad, razón por la cual les dan a conocer los derechos del capturado.
De igual forma, las unidades de policía toman contacto vía celular con el director de la Oficina de Gestión del Riesgo, doctor Juan Carlos Guzmán, quien manifestó que no se ha expedido ningún permiso para tal fin. Al lugar asistió un funcionario de Cormacarena para el levantamiento del acta de visita y la emisión del respectivo concepto técnico.
Los capturados fueron dejados a disposición de la Fiscalía URI de Villavicencio.