#rusia2018noticiasrecientesregionales

El comportamiento de la hinchada colombiana en Rusia avergüenza al país

Al dolor de la derrota se sumó el de la vergüenza. Los colombianos apenas comenzaban a encajar este martes el golpe que Japón le asestó a su venerada selección de fútbol, al derrotarla 2-1 en el esperado estreno de la tricolor en la Copa del Mundo de Rusia, cuando videos que exhiben la vulgaridad de algunos aficionados en los estadios mundialistas comenzaron a inundar las redes sociales. En un país muy sensible a su imagen internacional, que ha sufrido el estigma del narcotráfico en diversas manifestaciones, las imágenes que acompañaron la sorpresiva caída provocaron reflexiones sobre asuntos ajenos a lo deportivo.

Al dolor de la derrota se sumó el de la vergüenza. Los colombianos apenas comenzaban a encajar este martes el golpe que Japón le asestó a su venerada selección de fútbol, al derrotarla 2-1 en el esperado estreno de la tricolor en la Copa del Mundo de Rusia, cuando videos que exhiben la vulgaridad de algunos aficionados en los estadios mundialistas comenzaron a inundar las redes sociales. En un país muy sensible a su imagen internacional, que ha sufrido el estigma del narcotráfico en diversas manifestaciones, las imágenes que acompañaron la sorpresiva caída provocaron reflexiones sobre asuntos ajenos a lo deportivo.

Ese tipo de comportamiento “no solo degrada a la mujer, insulta a otras culturas, nuestro idioma y a nuestro país. Inaudito maltratar a una mujer aprovechándose de las barreras idiomáticas”, manifestó la Cancillería colombiana en sus redes sociales. “Invitamos a los connacionales que portan la camiseta tricolor y que representan a miles de colombianos en el Mundial de Rusia a fomentar el respeto y el buen trato. Rechazamos los malos comportamientos; no representan nuestra cultura, nuestro idioma y nuestra raza”.

Para empeorar el ánimo nacional, otros videos y audios mostraron a colombianos burlando las normas de seguridad de los estadios rusos, que prohíben la venta de botellas de alcohol, para introducir aguardiente en unos binoculares.

En Colombia suele ser tolerado un alto grado de “malicia” mal entendida, pero en años recientes ha crecido la idea de que una sociedad solo avanza cuando se cumplen las reglas y se combate la ilegalidad. En lugar de celebrar esos actos de “picardía”, en las redes sociales se generó este martes una oleada de rechazo con tendencias como #NosHacenQuedarMal. Por contraste, muchos colombianos compartieron las imágenes de hinchas japoneses que se quedaron en el estadio ayudando a recoger la basura, un gesto por el que la afición nipona ya se ha hecho célebre en varios escenarios del mundo. Muchos asocian ese acto no solo con la idiosincrasia, también con el alto grado de desarrollo del país asiático. Todo sea dicho, aficionados con la camiseta amarilla también ayudaron a limpiar el Mordovia Arena.

Sobre el césped, Colombia se convirtió este martes en la primera selección sudamericana que pierde con una asiática en un Mundial de fútbol. Pero su estadística deportiva no fue lo único desafortunado en su serie de enfrentamientos con equipos de ese continente en meses recientes. La FIFA sancionó al volante Edwin Cardona por llevarse las manos a los ojos en un gesto racista durante un amistoso frente a la selección de Corea en noviembre. Ese episodio bien pudo haber sido el factor determinante para que terminara excluido a última hora de la lista de convocados al Mundial de Rusia.

Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: