Con el acompañamiento del alcalde de Villavicencio, Wilmar Barbosa Rozo, se cumplió la ceremonia de juramento de bandera de 295 jóvenes auxiliares de la policía, que culminaron su período de formación en la Escuela de Carabineros ‘Eduardo Cuevas’, ubicada en la capital del Meta.

El teniente coronel, Héctor Santiago García, director de la Institución, destacó el acompañamiento del mandatario villavicense y expresó que luego de la etapa de formación, un grupo de estos nuevos uniformados serán puestos al servicio de la comunidad del Meta y otros serán asignados a las distintas regionales de la Policía, con el propósito de contribuir a la seguridad y convivencia ciudadana.

Durante la ceremonia, a la que asistieron representantes de la Policía, las Fuerzas Militares y familiares de los auxiliares, la Institución policial también condecoró a uniformados de diferentes especialidades.