#VillavicencioMetanoticiasrecientesregionales

Fiscales con sobrecarga laboral pero muy bien remunerados.

Villavicencio, 30 nov 18.- Una férrea Defensa en favor de la institución hizo el Fiscal Seccional, Miguel Farid Polanía Martínez, asignado a la Dirección Especializada contra Organizaciones criminales en el Meta, luego de la protesta de la Fiscal 13 que terminó siendo trasladada a Mosquera, Cundinamarca.

Exteriorizando respeto por la actuación de su homóloga, al mismo tiempo indicó que no comparte esa manera de reclamar dado a que existen otros canales de comunicación internan en la Fiscalía para dar a conocer cualquier tipo de situaciones, sin que se proyecte a lo público una imagen distorsionada afectando a la entidad.

Si bien es cierto que hay una carga laboral bastante alta, un sistema colapsado, una problemática tanto a nivel de Juzgados, de Defensoría pública y en la misma Fiscalía, hay un número de Fiscales a quienes se le hace un reparto de procesos de manera equitativa según funciones o especialidad, dijo Polanía.

Subrayó que, al pertenecer a una agencia de la Fiscalía se debe cumplir con una función constitucional y legal, compromiso que adquiere cada profesional casi que de 24 horas y eso es de conocimiento al momento de ingresar.

Así mismo hay garantías de trabajo, dotación de oficinas, equipos de cómputos con sistemas actualizados que en otras épocas no se contaba con ellos.

Igual hay apoyos logísticos, pagos de comisiones, algunos cuentan con vehículos, apoyos de celulares, de acuerdo a las funciones que ejerza cada unidad de Fiscalía.

En entrevista a periodistas judiciales, expresó que hay exigencias en cuanto a carácter de cumplimiento de metas que podrían en ciertos casos entenderse como desbordadas, pero a su manera de ver muy personal, esas son exigencias para el cumplimiento de carácter misional e institucional dada la necesidad del servicio para una efectiva persecución del delito en Colombia.

Como todas las instituciones del Estado, la Fiscalía cumple con los pagos salariales, primas de servicio, en compensación a esa gran exigencia laboral.

Reiteró que existen otros canales de comunicación al interior de la institución donde se pueden ventilar las inconformidades por vía del dialogo.

Además, se cuenta con apoyo de una ARL positiva que constantemente realiza talleres para evitar emociones severas, se cuentan con asistencia psicológica y terapéutica en casos donde se presenten situaciones propias del estrés.

Reconoció que hay un alto grado de estrés, pero se debe mejorar las prácticas en cuanto a la calidad de vida para no caer en un ambiente negativo.

Miguel Farid Polanía, lleva 22 años al servicio de la judicatura y actualmente tiene una carga procesal de 160 negocios, en algunos días tiene que asistir entre 10 y 12 audiencias y atender otros requerimientos propios de la administración de justicia.


Fuente
Noticias YA

Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: