#rusia2018noticiasrecientesregionales

Francia superó a Bélgica y se convirtió en el primer finalista

Un gol de cabeza de Samuel Umtiti tras un tiro de esquina le permitió a los galos festejar por 1-0 y clasificarse para el partido decisivo de Rusia 2018.
La Selección francesa jugó un partido inteligente, estratégico y aprovechó la velocidad y buen pie de sus futbolistas para quebrar a Bélgica por 1-0, en el Krestovsky Stadium de San Petersburgo, y así transformarse en el primer finalista del Mundial de Rusia 2018.

La tendencia del encuentro se notó a partir de la iniciativa tomada por los Red Devils, con Eden Hazard como principal generador de juego y regateador, y en su búsqueda de asociarse con Kevin De Bruyne. Los de Roberto Martínez propusieron y los de Didier Deschamps llegaron a replegarse con los 11 hombres en su campo.

Los arqueros fueron protagonistas en la primera mitad al realizar dos tapadas fenomenales: primero, Hugo Lloris a un remate rápido de Toby Alderweireld para reaccionar a puro reflejo y luego, Thibaut Courtois a una escalada de Benjamin Pavard, al que le ahogó el grito con su pierna.

Olivier Giroud tuvo su chance, pero no alcanzó a rematar, mientras que Kylian Mbappé se mostró como el más desequilibrante a partir de sus despegues; Paul Pogba y N’Golo Kanté, a su vez, dueños del mediocampo.

El cero no podía romperse de otra manera más que de una acción de balón detenido, una costumbre en esta edición de la Copa del Mundo. A los 5′ del complemento, Antoine Griezmann sirvió un tiro de esquina desde la derecha y Samuel Umtiti anticipó a los belgas (al largo Marouane Fellaini incluido) para cabecear al gol y desatar el festejo.

Si Francia se dedicó a aguardar con el empate, mucho más con la ventaja, que lo llevó a apostar por los contragolpes. De Bruyne tomó mayor protagonismo, Hazard intentó desmarcarse ante el bloqueo de los centrocampistas rivales, entre ellos Blaise Matuidi, y Fellaini llevó peligro (tuvo un cabezazo que pasó cerca del poste) al actuar como doble 9 con Romelu Lukaku.

Dries Mertens saltó a la cancha para darle mayo juego a la ofensiva y, 10′ antes del cierre, Yannick Ferreira-Carrasco para aportar con su habilidad y velocidad, mientras que Nacer Chadli fue otro de los protagonistas de buen manejo para guiar a su equipo.

Sin embargo, los franceses aguantaron, pudieron haberlo ganado de contra en los minutos finales (remates de Griezmann y Tolisso que tuvieron respuestas de Courtois) y llegaron a una nueva definición en su historia, en la que buscarán alcanzar el segundo título tras el conseguido en 1998.

Foto: Shaun Botterill/Getty Images

Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: