Durante el Consejo de Seguridad presidido por el secretario de Gobierno y Seguridad del Meta, Gerardo León Mancera Parada, cada uno de los integrantes de la Fuerza Pública, organismos de control y justicia, al igual que la Unidad de Víctimas, entregaron un reporte del seguimiento que adelantan en cuanto al requerimiento del Ministerio Público y la Defensoría del Pueblo, sobre la problemática presentada en algunos municipios del Meta.

El requerimiento del Ministerio Público tiene que ver con las acciones que se presentan en los municipios de Castilla La Nueva, Guamal, Granada, Puerto Lleras, Mapiripán y Puerto Concordia, de reclutamiento, trata de personas, secuestro de jóvenes, reorganización de grupos criminales.

El Procurador Regional del Meta, Linderman Flórez, anunció que cada una de las instituciones se comprometió a trabajar articuladamente para lograr minimizar los diferentes hechos delincuenciales que puedan presentarse en el Departamento del Meta.

De otra parte, el secretario de Gobierno y Seguridad del Meta, Gerardo León Mancera Parada, resaltó el trabajo articulado con la fuerza pública, con los organismos de inteligencia, la Fiscalía, la Procuraduría, las víctimas y todos los que tienen de una u otra manera asiento en el Consejo, lo que ha permitido lograr unos excelentes resultados contra la delincuencia y las bandas criminales y de microtráfico.

“Esta es la institucionalidad, y la idea es seguir trabajando, donde se están implementando una serie de campañas, para seguir mejorando la seguridad en el Departamento del Meta, conjuntamente con la Fuerza Pública, con el acompañamiento de la Fiscalía, Procuraduría, Defensoría del Pueblo y la Unidad de Victimas” puntualizó Mancera Parada.

Por su parte, la Defensora del Pueblo Ángela María Moreno Neira, dijo que como Defensoría trabajará de manera articulada y coordinada con la institucionalidad; siendo el tema de la seguridad integral, donde se debe incluir a la comunidad, y emprender un trabajo de prevención, para que los jóvenes no sigan siendo reclutados, por su situación de indefensión y vulnerabilidad y por el tema de valores que se pueden estar enfrentando en la sociedad.

El Director de la Unidad de Victimas, Carlos Pardo Alezones, expresó que se viene desarrollando la reparación colectiva en algunos municipios del Meta, para ello, se adelantan una serie de tareas de acuerdo al marco jurídico y a los protocolos cuando se realicen programas de retorno y reubicación.

Reiteró que en la medida que la seguridad se mantenga, permitirá a la Unidad desarrollar tareas en los municipios para ejercer la implementación de los acuerdos para las víctimas en el Meta.

Reconoció la articulación y la armonización que viene desarrollando la Unidad para las Víctimas con el Gobierno Departamental, los territorios, la Procuraduría y los entes de control, a fin de poder llevar a cabo el cumplimiento de la Ley 1448 en nuestro territorio.

El Comandante de la Policía Región No.7 General Fabio López, solicito una nueva reunión para mirar a nivel del Departamento cuántas personas están desaparecidas, cuántas han denunciado y así adelantar un trabajo articulado con la Fuerza Pública, la Fiscalía y con las autoridades que les correspondan y hacer seguimiento a cada uno de los casos.

El alto oficial se comprometió a adelantar las investigaciones con todo el compromiso y la capacidad tanto de inteligencia e investigación, con capacidad operativa, donde se cuenta con inteligencia, Policía Judicial, Unidad de Gaula y Bloque de Búsqueda con fiscales especializados delegados.

Anunció que en el 2017, con el compromiso de todos, se organizará una matriz operativa que conduzca a capturar cabecillas y desarticular las estructuras. Igualmente, ofreció el portafolio, para lograr una comunicación de forma directa y ampliar el trabajo que le corresponde a la Policía Nacional.

En un mes se volverá a reunir este Consejo de Seguridad para hacer seguimiento a los temas planteados en el día de hoy.