Publicidad

La alerta surgió tras la afectación que reportaron algunos de los comerciantes de la zona costera en Barranquilla cuando vieron que sus kioscos fueron arrasadas por estas fuertes olas que alcanzan hasta los cuatro metros de altura y dejaron a cerca de 20 caseteros de Puerto Mocho con grandes pérdidas económicas por esta situación ambiental.

La preocupación ambiental se extiende en las playas de Cartagena y Barranquilla por los fuertes oleajes que también pueden llegar a afectar a los turistas que estén disfrutando del mar en estas playas, pues los fuertes vientos de la temporada precisan una emergencia especial en las zonas de Puerto Bolívar, Riohacha, Santa Marta y San Andrés.

Según las primeras informaciones por parte de las autoridades encargadas, en especial la Dirección Marítima (Dimar) que certificó que la fuerza con la que estaban llegando los ventarrones hasta estas playas, ocasiona que se levanten grandes olas de 2,5 y 3,7 metros de altura, además de advertir que la potencia y la elevación de las mismas podría aumentar en las próximas horas.

Además de las advertencias que se han extendido a los bañistas, turistas, empleadores y comerciantes que permanecen en estas playas, las autoridades encargadas ya adelantan conversaciones con los primeros afectados de esta eventualidad, quienes sufrieron perdidas totales de sus comercios en las orillas de la playa de Barranquilla, en la zona de Bocas de Ceniza.

(function(d, s, id){
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) return;
js = d.createElement(s); js.id = id;
js.src = «http://connect.facebook.net/es_ES/sdk.js#xfbml=1&version=v2.8»;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(document, ‘script’, ‘facebook-jssdk’));

Publicidad