En horas de la mañana, se reunieron de carácter urgente el Comité de Cerealistas del Meta junto con agricultores y agrónomos de la región, para discutir la problemática y las prontas soluciones a la comercialización de la cosecha del maíz en el Meta.

Inicialmente los maiceros se quejaron del bajo precio que la industria ofrece por el maíz nacional, que está por debajo del valor de importación, es decir, el monto que la industria ofrece para la absorción del maíz es de 600 mil pesos por tonelada cuando según los maiceros debería estar alrededor de 750 mil pesos, ocasionado así grandes pérdidas y mayores costos de producción, además de una reducción significativa de la masa productora de maíz.

Fernando Murillo, productor del Meta, afirmó que “El gobierno les ha dejado solos” y sienten poco compromiso por parte del Ministerio de Agricultura. Exigen mecanismos alternos de subasta para que así la industria absorba primero la cosecha nacional antes que la importada.

Los agricultores hablan ya de una competencia desleal por parte del mercado, pues la industria nacional de concentrados prima la compra de cereales a los EE.UU antes que la producción nacional, este maíz se vende mucho más barato y a precios que los maiceros no pueden competir, es por esto que tienen represadas sus cosechas.

Por ende, los agricultores y productores hacen un llamado de urgencia al Gobierno nacional, específicamente al Ministerio de Agricultura para que les den prontas soluciones frente a esta problemática, que se está volviendo de índole nacional ya que en el Tolima, Aguachica y Córdoba también se tiene represado el maíz porque no hay quién lo compre.

Fabio Leal Gómez, agricultor e ingeniero agrónomo de la región, quien también participó de la reunión, afirmó que se necesitan soluciones definitivas a corto plazo para superar esta crisis. Entre las peticiones de interés inmediato realizadas por los maiceros se encuentra la creación de un consejo nacional de cereales que, junto con el Gobierno regule y arbitre los precios del maíz nacional e importado y también piden al Gobierno que obligue a la industria a la absorción de la cosecha nacional para evitar perdida de las 100.000 toneladas de maíz que se tienen represadas.

Para finalizar, el Comité de Cerealistas y Agricultores concluyeron que harán llegar estas peticiones lo más pronto posible a la Federación Nacional de Cultivadores de Cereal y Leguminosas (Fenalce).