Publicidad

En la medida que las condiciones climáticas y el comportamiento del río Guatiquía lo han permitido, se han iniciado las labores de soldadura de termofusión de algunos tramos de la tubería que reemplazará a la averiada durante los derrumbes de mayo pasado, labores que avanzan en un 55 por ciento.

“Esto significa un gran paso en el proceso que se ha estado esperando y que ha demorado por la intensidad de las lluvias en la zona de la eventualidad, factor que se permite ganar el tiempo necesario para ejecutar estas y otras labores previas a la intervención que se debe realizar directamente sobre el terreno de los puntos afectados, como son ‘El Castrillo’ y ‘Carlos Julio”, dijo Félix Javier Muruaga Garzón, Gerente Técnico de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Villavicencio (EAAV).

El peso aproximado de cada tramo de tubería que se está soldando es de 800 kilos, y se empalman tres tubos de manera simultánea en un terreno aislado del afluente, previas las labores de excavación profunda, desvío del río y acondicionamiento del terreno donde se efectuará, tanto la colocación de los tramos de tubería, como la unión y soldadura de los tubos a reemplazar.

“Se está aprovechando y ganando el mayor tiempo posible para transportar 18 metros lineales de tubería, con un peso aproximado a 2,4 toneladas, para aproximarlos al sitio más cercano de los puntos afectados y que el río permita cruzarlo y almacenarla en un sitio seguro y alejado del mismo, labor que permanentemente se está monitoreando con los operarios en los corredores de la línea de aducción, para saber con certeza, el momento en que se pueda ingresar con el equipo orugado y vehículos de tracción, transportando la tubería a dichos puntos”, culminó Muruaga Garzón.    

Publicidad