Con el propósito de reubicar los 22 locales que conforman el sector conocido como ‘Caldo Parado’ y que funciona en el barrio El Porvenir de Villavicencio, la Secretaría de Control Físico del municipio inició el fin de semana las labores de recuperación del lote en donde funcionó el antiguo molino San Marcos.

De acuerdo con Feyer Vargas Jara, secretario de Control Físico, el acondicionamiento de este espacio permitirá que las propietarias de los 22 locales de venta de comidas puedan tener mejores condiciones de higiene y seguridad para el desarrollo de su actividad comercial.

“Aquí se pone de manifiesto el acuerdo al que llegó el Alcalde con esas comerciantes, en el que la concertación fue fundamental”, dijo Vargas Jara.

Explicó que se encuentran en la fase de construcción de cinco modernos contenedores, en los cuales serán ubicados los locales y que contarán con cocinas especiales, con las especificaciones requeridas para garantizar la óptima preparación de los productos alimenticios.

“Con esta reubicación no solo se beneficiarán las propietarias de los locales, sino también los artistas que tradicionalmente allí se presentan en horas nocturnas”, sostuvo Vargas Jara.

Además, precisó que se habilitarán 14 parqueaderos, una plazoleta de eventos y dos baterías de baños, para que los asistentes al nuevo ‘Caldo Parado’ puedan disfrutar con toda comodidad y seguridad de este tradicional sector, que funciona desde hace más de 50 años en Villavicencio.

Durante los próximos días, funcionarios de la Secretaría de Control Físico con el apoyo de la Secretaría de Infraestructura continuarán con la remoción de desechos y limpieza del lote, lo que permitirá que en aproximadamente 60 días entre en funcionamiento el nuevo ‘Caldo Parado’.