Deportesnoticiasrecientesregionales

Jhon Jairo el superatleta sin barreras, un auténtico “devorador de kilómetros”

Bogotano de nacimiento y afincado  hace 33 años en la capital de llanura colombiana, ha logrado realizar grandes hazañas en carreras atléticas calificadas  de alto riesgo y de  mucho extremo: denominadas ultramaratones.

Jhon Jairo Barrera Moreno, en sus épocas de juventud solía correr en las pruebas callejeras, pero todo cambio cuando se graduó biólogo egresado de la Universidad de Los Llanos, Unillanos, se trasladó a trabajar a Cali  donde le cambio el panorama, porque allí hacían carreras de atletismo de alta montaña.

Fue precisamente allí donde se animó a correr la primera ultra maratón ciudad de Cali  100 kilómetros. Fue toda una odisea pero logró terminar.

Barrera Moreno, quien además de biólogo, también  se ha desempeñado como piloto de aviación, empezó a elaborar un plan de trabajo  médico dirigido para afrontar la carrera de Santa fe de Antioquia 78 kilómetros. Esto ocurrió en 2017.

Ese mismo año  compite en la Merrel del Mar a la Cima Santa Marta 80 kilómetros, culminado en la tercera posición; cuarenta y cinco días después aparece en la línea de partida del Chicamocha Lua Cañón Rey sobre 120 kilómetros, finaliza en la segunda posición.

SE PERDIÓ

A pesar de contar  con GPS, Jhon Jairo, se ha perdido en dos ocasiones, en agosto pasado  corrió La Trailer Colombia, por las montañas de Santander, un trayecto programado de 184 kilómetros, se desvió del trazado 25 kilómetros que no le fueron contabilizado  por  los  Organizadores.

Dice este correcaminos, que simplemente  lo felicitaron pero que trazado oficial era 184 kilómetros, en total hizo 209, que quedo para su registro personal. El tiempo oficial fue de 41 horas. 

El sueño es principal enemigo de estos superatletas, que tiene algunas pausas cortas para descansar, pero que los microsueños tiene que vencerlos a punta de geles y cafeína.

En septiembre pasado  estuvo en dos competencias, en la ultramaratón de La Mesa, Cundinamarca, fue primero; luego  viajó  doce días después a competir en la carrera  Volcán El Altar, laguna Amarilla, Provincia de El Chimborazo, república de El Ecuador.

Dice Barrera Moreno, que fue un error haber he estado en ese evento por dos cosas: como deportista uno no puede correr dos competencias seguidas y la otra estrenar unas zapatillas en plena prueba. Sufrí mucho y quede de tercero.

Compromisos

Pues estoy invitado  para estar en Santa Marta  a la carrera del Mar a la Cima el próximo 2 de diciembre, pero ya estoy inscrito para  competir el 9 de diciembre en la Cañi Treil Pocul  de  Chile. Aprovechare para reunirme con mi familia que vive en ese país.

“Mi sueño para el próximo año es estar en la Ultra Treil Dumont Le Blanc ,UTMB, que se disputa  en territorio francés, esa tiene un recorrido de 174 kilómetros. Para nosotros es como  asistir al Tour de Francia”.

Esta prueba recibe cinco mil  solicitudes, solamente aceptan a mil  atletas de todas partes del mundo, que deben tener una puntuación mínima exigida  para estar presente en la competencia.

La carrera pasa por tres países, Francia, Bélgica e Italia, tiene 11.000 metros positivos en ascenso, se debe transitar por terrenos boscosos, llanura, zonas agrestes y de difícil acceso.

Dice finalmente este superatleta llanero “devorador de kilómetros “, que en Italia se viene gestando la organización de una carrera que podría entre los 320 y 450 kilómetros, no sé hasta donde podrá llegar la resistencia del hombre, pero esto debe ser una cosa de locos”.

Recordamos al  griego Filípides, quien en el año 490 a. C. habría muerto de fatiga tras haber corrido 42 km y 195 m desde Maratón hasta Atenas para anunciar la victoria sobre el ejército persa. En realidad Filípides recorrió el camino desde Atenas hasta Esparta para pedir refuerzos, lo que serían unos 213 kilómetros. Aun así, el mito ganó mucha popularidad sobre lo que realmente sucedió.

Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: