#VillavicencioMetanoticiasrecientesregionales

Los repertorios de violencia utilizados por las Autodefensas Campesinas de Meta y Vichada fueron “limpieza social” con un 61%

Villavicencio, 12 dic 18.- La violencia paramilitar en la Altillanura: Autodefensas Campesinas de Meta y Vichada es el tercer informe de la serie “Informes sobre el origen y actuación de las agrupaciones paramilitares en las regiones”, a cargo de la Dirección de Acuerdos de la Verdad del Centro Nacional de Memoria Histórica.

Según el informe, los repertorios de violencia utilizados fueron “limpieza social” –exterminio social- con un 61%, homicidios selectivos 39%, desaparición forzada 37%, seguido por tortura 22%, lesiones personales 10%, violencia sexual 6% y secuestro 6%, como una táctica de intimidación de la población civil en aras de instaurar un orden paramilitar en virtud de ejercer un control territorial y poblacional efectivo.

Las Autodefensas Campesinas de Meta y Vichada (ACMV) fueron un grupo paramilitar que actuó en la región de la Altillanura de los Llanos Orientales, particularmente en los municipios de Puerto López y Puerto Gaitán del Meta y los municipios de Santa Rosalía, La Primavera y Cumaribo del Vichada, por un periodo cercano a 15 años -entre 1990 y 2005- durante los cuales cometió un importante número de victimizaciones contra la población civil, relacionadas con graves violaciones a los derechos humanos e infracciones al DIH.

El informe sobre las ACMV que se presentó ayer en la Vereda de Planas en Puerto Gaitán y que se hará hoy en Villavicencio, establece la estructura adoptada, los hechos, las circunstancias y las actuaciones de diferente tipo de las ACMV, a partir del seguimiento de su trayectoria en términos de expansión territorial y los consiguientes relacionamientos e impactos sobre la población y diversos actores sociales, políticos, institucionales y territoriales, entre 1990 y 2005.

El accionar del grupo, bajo el discurso de combatir la guerrilla, implicó el estigma y el ataque permanente hacia ciertos sectores de la población. Los asesinatos selectivos, desapariciones forzadas, torturas, desplazamiento forzado y violencia sexual fueron modalidades de violencia utilizadas por las ACMV en zonas con presencia guerrillera. Los ataques sistemáticos del grupo paramilitar contra quienes transgredían su control y pretendido orden social se enfocaron en personas que se resistían abiertamente a sus imposiciones, discriminando especialmente a mujeres, población LGTB, niños, niñas, adolescentes y poblaciones indígenas. Ocasionando múltiples afectaciones, entre las que se cuentan el debilitamiento de las expresiones organizativas y políticas de la población civil.

La Dirección de Acuerdos de la Verdad del Centro Nacional de Memoria Histórica recopiló los relatos y las voces de personas oficialmente reconocidas como desmovilizadas del Bloque Calima y otros grupos paramilitares, quienes firmaron los Acuerdos de Contribución a la Verdad y la Memoria Histórica en el marco de la aplicación de la Ley 1424 de 2010 sobre diseñar e implementar un Mecanismo no Judicial de Contribución a la Verdad y la Memoria Histórica.

El Mecanismo no Judicial incluye la elaboración de informes de memoria referidos al conflicto armado, la violencia paramilitar desplegada en los territorios y los daños y afectaciones causadas a las víctimas. Estos también contienen testimonios de las víctimas y de otras voces como organizaciones sociales, funcionarios públicos, periodistas y, en general, las personas e instituciones que conocieron sobre las situaciones y hechos tratados.


Fuente
Noticias YA

Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: