Ante las alertas de deforestación emitidas por el IDEAM, y luego de las visitas de funcionarios de Cormacarena, la Corporación para el Desarrollo Sostenible del Norte y el Oriente Amazónico (CDA) y del Ministerio de Ambiente a los departamentos del Meta, Guaviare, Putumayo y Caquetá, el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Luis Gilberto Murillo, pidió a la Fiscalía General de la Nación iniciar un proceso de investigación por las posibles afectaciones a los recursos naturales en estas regiones del país.

De acuerdo con estas alertas, la mayor preocupación se concentra en los departamentos del Meta y Guaviare: “En desarrollo de las actividades de control de la deforestación le hemos pedido a la Fiscalía que inicie el proceso de investigación por la afectaciones que está generando la tala ilegal de bosques en el municipio de El retorno (Guaviare), promovida por personas con intereses especulativos en la tierra de estas regiones del país. Así mismo solicitamos a la Fiscalía iniciar investigaciones por las afectaciones ambientales como deforestación asociada a la construcción de algunos tramos de vías terciarias que conectan con la Marginal de la Selva y la Uribe- Macarena- Vista Hermosa y Macarena-San José del Guaviare, al igual pido a las corporporaciones agilizar los procesos sancionatorios del caso”, explicó el Ministro Murillo Urrutia.

En dicha comunicación se describen los daños ambientales irreversibles por la deforestación de los bosques naturales en las veredas La Panguana y Caño Flor, del municipio de El Retorno, en el departamento del Guaviare, producto de la extracción ilícita de minerales, cultivos ilícitos, colonización y cambio de usos del suelo.

Como resultado de las múltiples visitas realizadas por el ministro Murillo a la región en compañía de los miembros de la Mesa Nacional de Control Ambiental se estableció un Plan de Choque que está en implementación, donde se definen protocolos y una nueva estrategia integral de control de la deforestación y sus causas.

“No puede suceder que el país siga perdiendo sus recursos naturales por prácticas ilegales. Por eso pusimos en marcha una estrategia operativa denominada Burbuja del Medio Ambiente, contra los motores de la deforestación”, dijo Murillo Urrutia y explicó que se está implementando en diferentes puntos del país bajo la línea del fortalecimiento y articulación institucional, con el propósito de desmantelar las acciones de minería criminal y de deforestación, que ya están dando resultado en el departamento del Putumayo.

“Como ente rector ambiental estamos en la obligación de denunciar y actuar ante esta situación. Hemos aportado a la Fiscalía toda la documentación técnica basada en las alertas producidas por el Sistema de Monitoreo de Bosques y Carbono del IDEAM, y desde el Ministerio seguimos articulando con los actores del Sistema Nacional Ambiental, lo mismo que con las Fuerzas Militares, la Policía Nacional y la Fiscalía. El llamado a las autoridades ambientales de todo el país es a ejercer el seguimiento y control para proteger nuestro patrimonio natural en una lucha frontal contra la deforestación”, enfatizó Murillo Urrutia.