Publicidad

La Planta de Tratamiento de Agua Potable (PTAP) de Villavicencio, cuyas obras adelanta el consorcio Villavo 2017 para convertirla en una de las más modernas del país, avanzan de manera satisfactoria.

Según el ingeniero Óscar Guarnizo, director de obra de la firma contratista, de no haber contratiempos, antes de finalizar el 2019, la obra alcanzaría el 42% de avance, indicador positivo si se tiene en cuenta que el plazo de entrega de todos los trabajos es octubre de 2020.

“A 31 de diciembre tenemos aproximadamente el 42% de avance incluyendo una serie de equipos adquiridos por el contratista y que llegan en diciembre, es decir que ya para el cambio de año ya estarían en obra lo que nos sumaría un 13% adicional al avance que ya tenemos”, puntualizó.

Aumentar la capacidad de producción de agua potable a 2.000 litros por segundo y la continuidad del sistema al 98%, disminuir la vulnerabilidad del sistema de tratamientos a los picos de turbiedad y mejoras ambientales a través del manejo de lodos generados, hacen parte de las ventajas de esta iniciativa liderada por la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Villavicencio (EAAV) y que cuenta con el apoyo de la Financiera de Desarrollo Territorial (Findeter)

Estos avances fueron socializados de manera abierta la tarde del sábado ante representantes comunales de diferentes sectores de la ciudad.

Publicidad