Pasto (Nariño-Colombia). “Queda prohibido robar, extorsionar en los municipios anteriormente mencionados, ninguna banda ni grupo podrá operar en dichas áreas sin consentimiento de nuestra organización, de lo contrario será objetivo militar”.

“Velaremos siempre por la seguridad, el control y el orden, imponiendo mano firme a los desadaptados”.

El anónimo panfleto distribuido en diferentes parte de Nariño y Cauca causó preocupación entre los habitantes de 14 municipios de la zona que no saben si, una vez idos los integrantes de las autodenominadas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (Farc-Ep), llegaran otros grupos al margen de la ley a intentar hacer de las suyas.

“La verdad es que este esfuerzos que estamos haciendo para que los grupos al margen de la ley dejen de estar delinquiendo no lo vamos a perder, vamos a seguir trabajando y luchando para que esos sean territorios de paz y para que estos grupos que se quieren levantar no vayan a tomar fuerzas”, dijo el alcalde de El Charco (Nariño), Milton Cuero.