La Contraloría General de la República indicó que pasó de costar US $344 millones, a US $750 millones.

De acuerdo a un estudio técnico de la Contraloría General de la República, el proyecto de la planta de etanol de Bioenergy en Puerto López (Meta) debió haberse calificado de inviable si se hubiera valorado correctamente en su momento.

El ente de control aseguró que “no aporta ningún valor a los colombianos, ha generado unos cuantiosos costos adicionales y es difícil que resulte rentable para sus accionistas”.

Según la evaluación realizada por el organismo de control, las posibilidades de rentabilidad sobre la inversión para Ecopetrol son muy bajas.

Además, el horizonte de recuperación de la inversión es mayor a 20 años, lo cual no es eficiente, ya que Ecopetrol asumió un alto riesgo aportando más del 50% de la inversión.

El valor acumulado actual de Bioenergy es de 2.18 veces su valor presupuestal inicial.

Como resultado de este estudio, adelantado por la Contraloría Delegada de Minas y Energía, en el 2017 se adelantará una auditoría al proyecto cuestionado.

“La decisión de emprender este proyecto estratégico se tomó con base en estudios de ingeniería conceptuales, por lo que al hacer la articulación en su modelo de maduración de proyectos, presenta diferencias presupuestales altas (218%) y técnicas, que de haberlas valorado correctamente en su momento lo hubieran calificado como un proyecto inviable. Claramente hoy Bioenergy no aporta valor a los colombianos”, añadió la Contraloría