Publicidad

Los decretos prohibitorios se han vuelto una norma en los meses de diciembre en Colombia. Buscando prevenir riesgos para la vida e integridad de los ciudadanos que están acostumbrados a celebrar con artículos pirotécnicos las fiestas navideñas y de fin de año, muchos alcaldes han emitido decretos para prohibir la fabricación, transporte y comercialización de estos artículos.

Sin embargo, en lo que lleva corrido del mes de diciembre, las cifras frente a estas medidas por las autoridades desafortunadamente son desalentadoras. A la fecha, 268 personas se han lesionado debido al mal uso de artefactos pirotécnicos, entre ellas 101 menores de edad. Y aunque esta cifra representa una disminución de 21% en niños y niñas afectados frente al año 2018, la tendencia entre adultos ha sido creciente. Los departamentos que lideran estas cifras son  Antioquia, Bolívar y Cáuca.

¿Pero es la prohibición y la estigmatización la solución más efectiva en la reducción de los quemados? El dirigente de FENALPI, la Federación Nacional de Pirotécnicos, Carlos Andrés Carvajal, no lo piensa de esa manera:

“El 80% de la pólvora en el país es informal, pero hay pirotecnia para usuarios finales que es segura y cumple todos los aspectos técnicos y legales. Al estigmatizar toda la pirotecnia, la gente prefiere comprar a escondidas productos informales, no aprenden prácticas mínimas de seguridad, no saben cómo distinguir un producto inseguro de uno seguro.  En vez de tener un poco más de criterio para cuidarse, la estigmatización cultiva más riesgo e insegurdad para todos,” analiza Carvajal.

Los empresarios formales y legales de la pirotecnia, que importan productos que cumplen estándares altos de seguridad, cuentan con instrucciones de uso y poseen mechas de seguridad, son los más afectados. Todo el año trabajan de la mano de las autoridades, cumpliendo lo exigido por la ley y pagando impuestos como cualquier otro negocio; pero esto cambia en Diciembre.

Lo más importante es que el problema de las personas lesionadas no se soluciona castigando y reprimiendo, sino re-enfocando la cultura hacia la seguridad. “Esperar que se cambien tradiciones populares que llevan siglos, de un año a otro, por medio del castigo y el miedo, no va a ser muy efectivo,” concluye el Dirigente Gremial.

FENALPI: Federación Nacional de Pirotécnicos, fue fundada en 1979 con el ánimo de representar a las empresas legalmente establecidas y enviar un mensaje de formalización a quienes en el desarrollo de la actividad no cumplen los requisitos para la misma, en pro de ofrecer productos pirotécnicos en función de la vida y seguridad de las personas a lo largo y ancho del territorio colombiano.

(function(d, s, id){
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) return;
js = d.createElement(s); js.id = id;
js.src = «http://connect.facebook.net/es_ES/sdk.js#xfbml=1&version=v2.8»;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(document, ‘script’, ‘facebook-jssdk’));

Publicidad