Este domingo llega a Colombia el presidente de Francia François Hollande. Su llegada será a las 9:30 de la noche y su agenda está programada para los días 23 y 24 de enero.

El presidente hará una visita a una zona veredal transitoria del departamento del Cauca y asistirá a los actos culturales del Año Colombia- Francia 2017.

Desde octubre de 1989 no se realizaba una visita por parte de un mandatario francés a Colombia, la última la hizo François Mitterrand quien se reunió en Bogotá con el expresidente Virgilio Barco.

La visita ha levantado ampolla entre la oposición al acuerdo de paz. El expresidente Álvaro Uribe escribió un texto en el que reprocha que su visita que se da en apoyo a proceso que firmó el presidente Juan Manuel Santos con las Farc.

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos y el presidente francés, Francois Hollande, firman acuerdos al final de su reunión en el Palacio del Eliseo en París, el lunes 26 de enero de 2015.
El presidente colombiano, Juan Manuel Santos y el presidente francés, Francois Hollande, firman acuerdos al final de su reunión en el Palacio del Eliseo en París, el lunes 26 de enero de 2015.

Según Uribe, Hollande tomó la iniciativa para el derrocamiento y muerte de Gadafi en Libia, ha tenido un discurso firme contra los atentados terroristas en Francia y ratificó con España la necesidad de persecución policiva a ETA.

“Todo esto – continúa-, para manifestar que la bienvenida al Presidente Hollande, muchos la acompañamos de reclamo por el apoyo a la impunidad del terrorismo en Colombia”, dice.

Uribe también explica por qué no quedó en la foto de la liberación de Íngrid Betancourt.

“Le dije a Santos que recibiera él a la doctora Íngrid, que lo necesitábamos para su futuro político. Yo había asumido el desgaste de la captura y liberación de Granda, y toda la dificultad diplomática con el abatimiento de Reyes en Ecuador”, agregó el expresidente.

“No estar en la foto, descendiendo de una nave con la doctora Íngrid, me ha permitido sustentar antes los estudiantes de liderazgo que el mayor responsable debe enfrentar las dificultades y delegar los éxitos”, escribió.

Y concluyó: “La doctora Íngrid está libre para tranquilidad de mi conciencia, el General Montoya -a quien dice se le debe la Operación Jaque-, en dificultades para dolor de tantos colombianos, Santos y la Farc en eje político de plácemes, y queda en la mente de muchos un dejo de rechazo a la visita a la Farc por parte del sucesor de Napoleón y de De Gaulle”.