#VillavicencioMetanoticiasrecientesregionales

Puente de La Azotea ha cobrado 13 vidas, pero está en duda poner vallas para evitar suicidios.

Villavicencio, 18 ene 19.- Los suicidios e intentos de suicidios registrados en los últimos meses en el puente de La Azotea, encendieron una vez más, la polémica sobre la necesidad de instalar vallas protectoras en este viaducto, que está a una altura de 70 metros.

De los 19 suicidios que se presentaron el año anterior en Villavicencio, tres se registraron en el puente que une a La Azotea con el barrio Galán. Desde su inauguración, se lanzaron a una muerte segura 13 personas.

De los 13 puentes peatonales que hay en la capital del Meta, este viaducto es el de mayor altura, por lo que se ha convertido en el epicentro de los suicidas de la ciudad.

El médico psiquiatra Uriel Escobar, exsecretario de Salud del departamento de Risaralda y, quien adelanta un estudio sobre el suicidio en puentes y viaductos del país desde hace más de 12 años, señaló que la construcción de la valla protectora es necesaria en ese viaducto y se debe utilizar como una estrategia de salud pública para prevenir muchos de estos casos.

Desde el punto de vista de la investigación, la valla no se hace para evitar el suicidio, porque esta es una experiencia connatural a la existencia del ser humano, sin embargo, esta reduciría en gran medida los casos que se presenten en espacios como esos, que se vuelven ceremoniales y causan replicas en personas con tendencias suicidas”, explicó el especialista médico.

Sobre la instalación de barreras de protección en el puente de la Azotea, el secretario de Gobierno del municipio, Alex Zarate, indicó que para proceder a ello primero se debe aclarar un tema jurídico, “Al parecer el puente que comunica al barrio Galán con la Azotea está concesionado, lo que podría limitar la inversión de recursos”, señaló Zarate.

Agregó que por el momento, la Secretaría de Gobierno del municipio está a la espera de que jurídica entregue un documento formal, donde se pueda establecer si ese puente está o no concesionado, para iniciar los trámites.

“Sí el puente está concesionado, nos tocaría buscar otros mecanismos por medio de los cuales se ordene al concesionario la instalación de estas barreras de protección, entre ellos, una acción popular o una tutela que garantice la protección a la vida”, explicó el secretario de Gobierno del municipio.

Ante dicho inconveniente, el funcionario señaló que se han adoptado otras medidas para prevenir que los ciudadanos se lancen de este viaducto: “Le pedimos el acompañamiento a permanente a las Policía Nacional. Han estado monitoreando con los auxiliares y en lo corrido de la segunda semana de enero, han hecho la intervención de dos personas, que buscaban terminar con su vida”, detalló el titular de la dependencia de Gobierno.

Adicional a ello, Zarate informó que la Secretaría de Salud municipal adelanta un proceso contractual para la consecución de personal médico y psicólogos que atienden la línea 123, debido al aumento de estos hechos en la ciudad.

Por medio de Secretaría de Salud también se está adelantando la instalación de algunas vallas, que serán ubicadas en los extremos del puente para que la gente que atente contra su vida tenga presente las líneas Amiga y 123 de la Policía Nacional. Este proceso podría estar listo en el mes de febrero.

Por su parte, el coronel Diego Bohórquez, comandante operativo de la Policía Metropolitana de Villavicencio, indicó que en un intento por controlar la situación desde hace varios meses, se destinó en forma permanente un grupo de auxiliares, para vigilar el puente y tratar de impedir, entre otras situaciones, que la gente se lance.

“Esto es lo que se ha hecho, pero esto no soluciona el problema de fondo. Esta problemática, es de educación, salud pública e infraestructura”, señaló el oficial.


Fuente Noticias YA

Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: