Confusión fue la que reinó ayer en Yopal, pues aunque en su discurso radial el vocero del movimiento social La Bendición, Carlos Cárdenas Ortiz aseguró que el burgomaestre iba a presentar su carta de renuncia en el trascurso del día; John Jairo Torres no renunció a la alcaldía de Yopal, tal como se había anunciado.

Ayer tras la noticia el vocero del Movimiento, varios sectores contrarios políticamente esperaban su retiro, al menos para terminar con la corrupción, como lo dijo el mismo Cárdenas en su discurso radial.

El vocero del movimiento dijo, al noticiero regional, que Torres renunciaría este martes 31 de enero, pero aparentemente, al interior del movimiento, hubo un cambio de planes y dieron un reversazo.

Sin embargo, en horas de la tarde el mismo vocero, dijo que se iba a enviar una comunicación al gobernador de Casanare Alirio Barrera solicitándole no se le acepte la carta ante “una posible renuncia” de Torres y sea el gobernador con su intención quien solicite la renuncia de la alcaldesa encargada. Cárdenas manifestó que se va a convocar a un plantón en diferentes sectores de Yopal.

Como si se tratara de un juego de ajedrez, Cárdenas, mueve sus últimas fichas, tratando de hacer la famosa jugada de 4 movimientos, “Mate Pastor”, también conocida como “Mate en cuatro” con la que plantea acabar con el “Clan de la Biblia”, esta reconocida jugada es una táctica ofensiva para intimidar a un jugador amateur, pero no llegaría muy lejos si su contendor es un jugador avezado.

Entendidos en el tema analizan que el anuncio de JJ Torres es una estrategia de presión, con el fin de que Luz Marina Cardozo, alcaldesa encargada renuncie al cargo y sea el movimiento social, el que retome la dirección de la administración municipal.

Ahora esta no es la clase de jugada en la que se cae dos veces, una vez que se entiende cómo funciona, todo queda al descubierto y la jugada tendría un nuevo nombre: “Voy a renunciar”.

Lo cierto es que con todo lo que está pasando la calidad de vida de los Yopaleños se ha deteriorado con las últimas administraciones. La incompetencia, la falta de planeación, la ingobernabilidad, la improvisación y la avaricia por el erario hicieron de estos años el escenario perfecto para que Yopal retrasara su progreso en todo sentido. JAQUE MATE: ¿De Quién?