Publicidad

Durante el período del alcalde Wilmar Barbosa, la construcción del alcantarillado sanitario para los barrios Villa Hermosa, San Pablo II y Quintas de San Fernando, se atravesaron ‘fronteras invisibles’ con la inversión de 14.000 millones de pesos y con la extensión de más de 6.200 metros de tubería de diferente diámetro, obra que hoy beneficia a más de 11.728 personas, integrantes de unas 4.000 familias ubicadas al otro lado del río Ocoa.

“Desde el comienzo de nuestra administración le apuntamos a proyectos muy importantes, los que permitieran romper esas ‘barreras invisibles’ que antes no permitían hacer obras más allá del río Ocoa, para llevar el servicio de alcantarillado sanitario a comunidades que durante más de dos décadas clamaron a administraciones pasadas. Atendimos a las familias del sector porque estaban afectadas por la proliferación de las aguas negras que circulaban por sus calles en todas las épocas del año”, manifestó el alcalde Barbosa.

Ante esta necesidad se elaboró el proyecto, se presentó al OCAD departamental, se ejecutó la iniciativa y desde hace un mes los 11.728 beneficiarios disfrutan de los beneficios de la obra, se eliminaron los inconvenientes que afrontaban en materia de salubridad y desde entonces reciben los servicios de la EAAV, sin que la entidad ni el municipio aportaran ningún recurso.  

Publicidad