Desde las seis de la mañana de hoy viernes, un helicóptero MI 17 tipo ‘Bambi Bucket’ del Ejército Nacional se unió a más de cien personas que voluntariamente han venido trabajando de día y de noche, desde hace más de 3 días por tierra, para tratar de extinguir un incendio forestal que se originó en una zona de páramo en Chita – Boyacá, y ya incursionó en el municipio de La Salina, en Casanare.

La situación es sumamente grave, ya que el incendio ha devastado alrededor de mil hectáreas de frailejón y otras plantas y nichos de fauna de la región, los cuales ya se convirtieron en cenizas, ante el rigor de las llamas.

Lo preocupante es que el incendio con el paso de las horas de fortalece, porque la dirección de los vientos alimenta cada vez más las llamas que superan los 10 metros de altura. El lugar de la conflagración está a dos horas del municipio de Chita, pero sólo puede accederse a pie hasta este lugar, debido a lo quebrado del terreno.

El mayor Luis Fernando Vélez, director de la Defensa Civil en Boyacá, dijo que a medida que pasan las horas, el panorama es más preocupante y desolador, porque la dificultad para actuar es muy grande y las corrientes de aire siguen alimentando las llamas.

“En la mañana de este viernes se inició la operación aérea. La situación está bastante complicada, ya que el terreno es muy difícil. Además hay varios focos calientes o con llamas, que evitan el accionar de los voluntarios que trabajan por extinguir el fuego. Esto preocupa a los pilotos que tienen que hacer solo 3 descargas del ‘Bambi Bucket’ y regresar a Tunja o a Yopal a abastecerse de combustible, lo que sigue alargando el tiempo de la emergencia, y por esa razón se está gestionando un carrotanque con combustible para ponerse en Chita” dijo el mayor Luis Fernando Vélez .

Autoridades investigan el origen del incendio, que al parecer fue provocado por manos criminales.

Apoyo de Casanare.

El gobierno de Casanare, en cabeza del mandatario regional Alirio Barrera, activó el Consejo Departamental de Gestión del Riesgo, debido a que el incendio forestal ya está traspasando los límites con ese departamento, y amenaza con peligro al municipio de La Salina.

Igualmente la Fuerza Aérea del Casanare, utilizó una aeronave tipo Caravan, equipada con un sistema Flir para la captura de imágenes, donde una tripulación del Grupo Aéreo del departamento se desplazó hasta los municipios del Sácama y la Salina, para realizar un reconocimiento del incendio en la zona. La operación cuenta además con el apoyo en tierra de unidades de socorro del Casanare, como el Cuerpo de Bomberos y personal de la Defensa Civil.

El gobernador Alirio Barrera dijo que Casanare y su grupo de apoyo trabajará sin pausa, hasta que las llamas hayan sido extinguidas.