Publicidad

PULZO.COM

Uno de esos medios de comunicación fue Noticias Uno, que recurrió a la única fotografía de los hechos, publicada hasta ahora, para sugerir 2 de las dudas: “la posición de los cuerpos y la ausencia de sangre”, que según el noticiero han generado “suspicacia sobre el lugar y las circunstancias como habrían ocurrido los hechos”.

Estas inquietudes, dijo ese medio, “dan a entender que los supuestos delincuentes se enfrentaron a un experto tirador y a una munición muy especial”.

Otra de las inquietudes, la quinta que surge al respecto, la plantea Noticias Caracol al mencionar el paso que sigue en la investigación: establecer si en el homicidio hubo suplantación, pues, precisa el medio, en casos similares ha sucedido que alguien con salvoconducto, como el médico en cuestión, se presenta como la persona responsable de las muertes.

Lo primero que tienen que establecer las autoridades y el fiscal de vida del caso, según ese noticiero, es si la persona que se presentó es realmente quien disparó. Pero además, y es aquí donde surge una sexta duda, los investigadores tendrán que determinar si el arma que se le entregó a la Fiscalía es la que, en efecto, usó el implicado en las 3 muertes.

Cabe recordar que el pasado viernes el periodista Néstor Morales planteó el que sería un interrogante más, el número 7 respecto de las dudas que dejaría el homicidio. En un debate en Blu Radio, Morales se refirió a algunos comentarios con los que sus oyentes habrían cuestionado el actuar del médico ante la presencia de los presuntos asaltantes:

“¿Por qué el señor no les disparó a las piernas por ejemplo? Si los mató es que les disparó…”, dijo Morales en esa discusión en Mañanas Blu, dejando así en el aire un manto de duda sobre lo certera que habría sido la defensa del galeno.

Pese a estas preguntas, también sobresalieron posiciones como la del periodista Juan Lozano, quien en su columna en El Tiempo aseguró no tener “la menor duda jurídica” en este caso, pues “por la información que ha ido revelando la Policía, y me atengo a ella, se trata de un caso inequívoco de legítima defensa”.

Néstor Morales

Publicidad