Publicidad

Una compensación económica y una planta de transformación del producto solicitan al Ministerio de Agricultura los cosechadores de Guayaba en Lejanías y otros municipios en el Ariari.

Los Guayaberos dijeron que lo único que les han brindado son capacitaciones y de ahí no pasa mientras que la Guayaba la botan o se la dan a los caballos en algunas fincas.

Para sembrar una hectárea invierten alrededor de $6 millones de pesos y al comercializarla escasamente recogen $1 millón de pesos.

Están desesperados los cosechadores de Guayaba ante las pérdidas económicas esperando que el gobierno de Iván Duque, les dé una solución inmediata.

Twitter:@notillano Web:notillano.com (S)

Publicidad