Publicidad

Un Juez con función de control de garantías cobijó con medida de aseguramiento intramuros a un hombre sindicado de acceder sexualmente en varias ocasiones a una adolescente de 14 años.

Para que la víctima no lo delatara, la amenazaba con prenderle candela a la casa en la noche cuando ella estuviera durmiendo con sus padres y hermanos.

Pese a las amenazas, ella, en compañía de una amiga de la misma edad acudió a denunciarlo ante la Fiscalía.

En entrevista judicial, relató los hechos que estuvieron acompañados de un dictamen de medicina legal y pruebas de ADN.

Con esos elementos, la Fiscalía enrostró cargos contra el sujeto que actualmente inicia una cuarentena de 14 días con valoración médica y pruebas moleculares a fin de establecer que no sea portador del coronavirus y luego pueda ingresar a la cárcel.

Fuente

Publicidad