Publicidad

El jefe negociador de la Unión Europea para el Brexit, Michael Barnier, dijo el viernes que la más reciente ronda de pláticas con Inglaterra estaba estancada y un acuerdo en este momento luce “improbable”.

Hablando en una rueda de prensa en Bruselas tras la clausura de la séptima ronda de negociaciones, Barnier dijo que las conversaciones se estancaron de nuevo en unos cuantos temas clave, principalmente los derechos de pesca y las reglas de competencia.

Indicó que aquellos que esperen ágiles negociaciones esta semana se verán defraudados y expresó su propia frustración con las pláticas, diciendo que “muy frecuentemente» esta semana se sintió como su las conversaciones fueran en «retroceso en lugar de avanzar hacia adelante”. Agregó que le preocupa que se esté agotando el tiempo.

El jefe negociador inglés, David Frost, expresó una frustración similar, diciéndole a los reporteros que la Unión Europea aún insiste no sólo en que Inglaterra debe aceptar las políticas de ayuda estatal del bloque sobre la pesca, “pero también que esto debe ser acordado antes de cualquier otro trabajo sustantivo pueda realizarse en cualquier otra área de la negociación”.

Brexit: Reino Unido ya no forma parte de UE

Brexit: Reino Unido ya no forma parte de UE

Inglaterra está buscando un pacto de libre comercio similar al que la Unión Europea negoció con Canadá. La Unión Europea desea asegurar que ambos lados tengan reglas similares en una amplia gama de temas, incluyendo los derechos de los trabajadores, el medio ambiente y los subsidios gubernamentales, antes de discutir un acuerdo.

Ambos bandos están presionando para tener un acuerdo antes del fin del período de transición el 31 de diciembre. La Unión Europea dice que eso significa que necesitan un acuerdo para octubre para que los países miembros tengan tiempo para analizarlo y votar al respecto.

Si no se alcanza un acuerdo, las reglas de comercio y regulaciones serán los estándares mínimos establecidos por la Organización Mundial del Trabajo (OMT), ocasionando aranceles más altos y haciendo demandas onerosas a las empresas e introduciendo el caos al comercio a través del Canal Inglés.

 

Publicidad