Publicidad

Un enérgico llamado para que no les diga mentiras a los ciudadanos, ni genere incertidumbre en la ciudad con versiones infundadas, hizo el alcalde de Villavicencio, Wilmar Barbosa Rozo, al electo Felipe Harman, tras pronunciarse sobre el tema del alumbrado público de la ciudad.

“Han salido a decirle a los ciudadanos que íbamos a firmar una prórroga por diez años, luego por nueve, en el Congreso de la República llegaron a decir también que ya habíamos firmado una por seis años por debajo de la mesa y de manera escondida, y que estamos privatizando el alumbrado.

Pues quiero decirle a la gente que todo eso era mentira y que por el contrario, en un acto responsable lo que hicimos fue garantizar la prestación del servicio de alumbrado. Además, el servicio no se está privatizando porque ya venía siendo privado, al contrario, queríamos estatizarlo y tener el 51 por ciento del manejo. No podemos seguir escuchando más mentiras”, afirmó Barbosa Rozo.

Explicó que la prórroga del contrato de concesión finalmente se hizo por un valor de 34.000 salarios mínimos mensuales, porque la Ley establece que las prórrogas se dan es en salarios mínimos y no en tiempo, y que el concesionario podrá ejecutarla en un tiempo no mayor de dos años, tras una negociación en la que este inicialmente presentó una propuesta de nueve años, porque la Ley y las condiciones del contrato se lo permitían.

“En esos dos años el nuevo alcalde tendrá la oportunidad de aprobar en el primer semestre de la administración su Plan de Desarrollo y tendrá el tiempo suficiente para estructurar una propuesta para el manejo del alumbrado público, porque a propósito todavía no le he escuchado ninguna. En el programa de gobierno presentado en la Registraduría por el alcalde electo, dice que es un momento

propicio para transitar hacia energías alternativas y no vimos nada de alumbrado; entonces tienen el tiempo para conseguir los recursos y transitar hacia eso; y no que cuando esta prórroga se venza vayan a buscar una nueva”, concluyó el alcalde Barbosa Rozo.

Publicidad