#Villavicencionoticiasrecientesregionales

Alcaldía y Gobernación entregaron casas en la Madrid, llevando alegría a 56 familias

Como una decisión de Gobierno en la que con voluntad política y unión de esfuerzos se logró sacar adelante este y otros proyectos de vivienda, el alcalde de Villavicencio, Wilmar Barbosa Rozo, entregó ayer (lunes) a 56 familias igual número de soluciones habitacionales en La Madrid.

Durante la ceremonia, el mandatario villavicense anunció además a los beneficiarios que una serie de obras nuevas están en marcha para este sector, como son el megacolegio, el Centro de Desarrollo Infantil y otras de igual importancia que mejorarán aún más el nivel de vida de los nuevos vecinos de este sector de la Comuna Cuatro.

“Fue una decisión de inicio de gobierno de hace dos años y un mes, cuando en compañía de la gobernadora, Marcela Amaya, y de los equipos de trabajo de la Secretaría de Vivienda del Meta y de Villavivienda, junto con toda la institucionalidad, acordamos sacar adelante los proyectos que estaban estancados y que tenían inconvenientes. Era necesario hacer los esfuerzos para superar las vicisitudes y hoy, cuando saludamos a las familias y recibimos su agradecimiento, decimos que esto era lo que teníamos que hacer: no dejar botados los proyectos, rescatarlos y sacarlos adelante”, dijo el alcalde Barbosa Rozo.

La mandataria del Meta, Marcela Amaya, también destacó el esfuerzo conjunto que han tenido ambas administraciones (la departamental y la municipal) para superar los obstáculos y cumplir ese anhelo de las familias que durante muchos años estuvieron soñando con una vivienda propia y digna.

“Es una bendición muy grande poder estar aquí con ese esfuerzo que se ha hecho en equipo desde la Gobernación del Meta y la Alcaldía de Villavicencio, pero estas familias beneficiadas fueron fundamentales para lograr el cierre financiero que se requería y terminar de entregarles estas viviendas. Por eso reitero que la mejor forma para tener buenos resultados es el trabajo en equipo”, expresó Marcela Amaya.

Por su parte, las 56 familias que recibieron su casa propia no ocultaron la emoción de tener una vivienda propia al inicio del año. Varios de los beneficiados son personas de la tercera edad que reciben las llaves como una bendición.

“Hacía tres años estábamos tras de una vivienda y mi Dios me la ha concedido. Gracias igualmente al alcalde Wilmar y a toda su administración por el apoyo recibido y que me ayudaron para mi casa”, dijo Macedonio Burgos, de 72 años, quien perdió sus miembros superiores e inferiores y que hoy vive junto a su esposa Mary Blanco, de 64 años y su hijo.

Así mismo, Elsy Delgado Mondragón dijo que “desde ahora terminaron mis angustias para pagar arriendo, hacía como 10 años esperaba una oportunidad de tener vivienda, estuvimos con mi mamá, quien falleció y seguí sola haciendo los trámites hasta que al fin, gracias a Dios, ahora tengo mi vivienda”:

Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: