Publicidad

BERLIN, ALEMANIA – Funcionarios de salud germanos dijeron el jueves que los nuevos casos de COVID-19 están aumentando de un modo más acelerado desde abril pasado.

El ministro de Salud, Jens Spahn, participó junto a Lothar Wieler, presidente del Instituto Robert Kock para el Control de Enfermedades, en una rueda de prensa en Berlín, en la que dijeron que el número de infecciones ha venido creciendo sostenidamente desde inicios de septiembre.

“En los últimos días, entre 1.000 y 4.000 nuevos casos han sido reportados cada día en el Instituto Robert Kock”, dijo Wieler a los periodistas.

El directivo apuntó que en los primeros siete días de octubre se ha visto el doble de los casos que lo visto en el mismo período del mes anterior. Explicó que la tasa semanal de nuevos casos es de 20,2 por cada 100.000 habitantes. A inicios de junio la tasa era de 3.

Wieler dijo que la incidencia de infecciones está aumentando en casi todas las regiones de Alemania y que eso le preocupa enormemente. Indicó que no estaba seguro de cómo se desarrollará el brote en las próximas semanas, que es posible que Alemania pueda ver 10.000 casos diarios y que pudiera ocurrir que el virus se salga de control.

Angela Merkel advierte a Alemania: Solo si se respetan las reglas se suspenderán las restricciones

Los alemanes han empezado a viajar en las vacaciones del verano. Y se sospecha esa es la razón por la que hay un repunte en los nuevos casos de coronavirus en el país. La canciller Angela Merkel advirtió que los alemanes deben respetar las normativas si algún día quieren que se levanten las restricciones.

En julio pasado la Unión Europea acordó una propuesta común de Alemania para viajes aéreos por coronavirus, que incluía el distanciamiento social y el uso de mascarilla en los controles de seguridad y los registros para mayores de 6 años.

El panorama es particularmente alarmante para un país que se considera tiene una de las más efectivas respuestas a la pandemia en Europa, si acaso no en el mundo. Spahn dijo que Alemania ha enfrentado bien la crisis, con su sistema de salud logrando afrontar la carga de pacientes y teniendo la aceptación de la población a las restricciones por el coronavirus.

El ministro de Salud dijo que una buena parte del problema ahora son los jóvenes, quienes se están infectando a una tasa más alta que a inicios de este año. Dijo que los jóvenes desean parrandear y viajar porque se creen invulnerables. “No lo son. Una infección de coronavirus es y sigue siendo una enfermedad seria”, afirmó.

Pero Spahn dijo que el virus no está ahora fuera de control, y que si la nación se une y sigue las recomendaciones, puede superar el brote nuevamente. “Si 80 millones de personas hacen su parte, las posibilidades del virus declinan dramáticamente. Esta pandemia también es una prueba de caracteres, una prueba de caracteres para nosotros como una sociedad”, dijo.

Publicidad