Publicidad

La Secretaría de Salud municipal declaró máxima alerta en la ciudad, por elevado número de enfermedades venéreas, con tres casos de VIH y tuberculosis en ciudadanos venezolanos.

Lo más preocupante es que se dispararon todas las cifras de sífilis gestacional en mujeres embarazadas, advirtió el médico, Jorge Hernán Mojica Molinares, en su condición de titular de la secretaría de salud.

Como se desconoce en qué lugares están esas mujeres, el funcionario hizo un perentorio llamado para que acudan a cualquier centro de salud de Villavicencio y se hagan el chequeo médico.

La sífilis es transmisible al bebé y puede causar mal formación e incluso la muerte, por lo que en la ESE municipal están conformando una brigada para ir a buscar esa población flotante venezolana y ponerla en tratamiento. Lo malo es que mucho venezolano está como ilegal en el país y por eso permanece en la clandestinidad, finalizó, Mojica Molinares.

Twitter:@notillano  Web:notillano.com (S)

Publicidad