Publicidad

Redacción Internacional (EFE).- América seguía este martes revaluando medidas para resistir ante el avance incierto de la pandemia del coronavirus, que deja ya cerca de 4 millones de contagiados y 205.000 muertos en el continente, en medio de crecientes alertas sobre una crisis histórica de hambre y pobreza.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) informó este martes de que los casos globales de COVID-19 confirmados ascienden a 7,94 millones, mientras que la cifra de fallecidos es de 434.796. El continente americano, con 3,84 millones, es la zona con más contagios, seguida del Europa con 2,43 millones, pero la cifra de casos diarios en América se sitúa desde principios de mes en torno a 70.000 infecciones, y la de Europa en alrededor de 20.000. La Organización Panamericana de la Salud (OPS) alertó este martes que América se acerca «rápidamente» a los 4 millones de casos de COVID-19. Estados Unidos, el país más afectado del mundo, reporta 2,13 millones de esos casos y más de 116.000 muertes, una cifra en ascenso y que superó el número de soldados estadounidenses muertos durante la Primera Guerra Mundial. Dentro del continente, siguen Brasil con unos 923.000 contagios y más de 45.000 decesos; Perú (unos 232.000 infectados y 6.800 fallecimientos); Chile (184.400 casos y 3.383 muertos); y México (150.000 contagiados y 17.500 fallecidos).


Publicidad