Publicidad

Una serie de cuentas de Twitter de alto perfil fueron hackeadas el miércoles, con algunas de las principales voces de la plataforma – incluidos el candidato presidencial estadounidense Joe Biden, la estrella de los reality shows Kim Kardashian, el ex presidente estadounidense Barack Obama, el multimillonario Elon Musk y el rapero Kanye West, entre muchos otros – usadas para solicitar la moneda digital, bitcoin.

La causa de la violación de seguridad no está clara  y, más de una hora después de la primera ola de ataques, Twitter dio el paso extraordinario de evitar que al menos algunas cuentas verificadas publicaran mensajes por completo.

Se desconoce si todos los usuarios verificados se vieron afectados, pero, de ser así, tendría un gran impacto en la plataforma y sus usuarios. Los usuarios verificados incluyen celebridades y periodistas, pero también gobiernos, políticos y jefes de estado.

Twitter no dio aclaraciones, pero dijo en un comunicado que los usuarios «podrían no poder tuitear o restablecer su contraseña mientras revisamos y abordamos este incidente».

El alcance inusual del problema sugirió que no se limitaba a una sola cuenta o servicio. Si bien los hackeos de cuentas no son inusuales, los expertos se sorprendieron por la magnitud y la coordinación del incidente del miércoles.

«Este parece ser el peor hackeo de una importante plataforma de redes sociales», dijo Dmitri Alperovitch, cofundador de la compañía de ciberseguridad CrowdStrike.

Twitter le dijo a Reuters poco antes de las 5 p.m. (hora de Washington)  que estaba investigando lo que luego llamó un «incidente de seguridad» y que emitiría una declaración en breve. Sin embargo, más de una hora y media después, la compañía aún no había dado ninguna explicación sobre lo sucedido.

Las acciones de la compañía de redes sociales cayeron casi un 5 por ciento en el comercio después del cierre del mercado antes de reducir sus pérdidas.

Antes de conocerse la noticia, algunos de los mayores usuarios de la plataforma parecían tener dificultades para restablecer el control de sus cuentas de Twitter. En el caso del multimillonario presidente ejecutivo de Tesla, Elon Musk, por ejemplo, se eliminó un tweet que solicitaba criptomoneda y, algún tiempo después, apareció otro y luego un tercero.

Entre los otros afectados están: el fundador de Amazon, Jeff Bezos, el inversionista Warren Buffett, el cofundador de Microsoft, Bill Gates, y las cuentas corporativas de Uber y Apple. Varias cuentas de organizaciones centradas en criptomonedas también fueron hackeadas.

La campaña de Biden estaba «en contacto» con Twitter, según una persona familiarizada con el asunto. La persona dijo que la compañía había cerrado la cuenta del demócrata «inmediatamente después de la violación de seguridad y eliminó el tuit relacionado». Tesla y otras compañías afectadas no estuvieron disponibles de inmediato para realizar comentarios.

Los registros de blockchain disponibles públicamente muestran que los aparentes estafadores habían recibido más de $ 100,000 en criptomonedas hasta la hora de redactar esta noticia. Algunos expertos dijeron que el incidente ha generado dudas sobre la seguridad cibernética de Twitter.

«Está claro que la compañía no está haciendo lo suficiente para protegerse a sí misma», dijo Oren Falkowitz, ex CEO de Area 1 Security.

Alperovitch, quien ahora preside el Acelerador de Políticas Silverado, dijo que, en cierto modo, el público había esquivado una bala hasta ahora.

«Tenemos la suerte de que, dado el poder de enviar tuits desde las cuentas de muchas personas famosas, lo único que han hecho los piratas informáticos es estafar unos $ 110,000 en bitcoins de unas 300 personas», dijo.

 

Con información de Reuters

Publicidad