Publicidad

El profesor Neil Ferguson, cuyo consejo llevó al primer ministro Boris Johnson a cerrar el Reino Unido, renunció a su cargo de asesor gubernamental en la noche de este martes después que el diario The Telegraph revelara que violó las reglas de distanciamiento social para encontrarse con su amante, una mujer casada.

Mientras daba conferencias al público sobre la necesidad de respetar de forma estricta el distanciamiento social para reducir la propagación del coronavirus, el científico se las arregló para que Antonia Staats, de 38 años, lo visitara en su casa al menos en dos ocasiones: el 30 de marzo y el 8 de abril.

La señora Staats vive con su esposo y sus hijos en otra casa, por lo que tuvo que cruzar toda la ciudad para verse con el profesor, indica el periódico. Aunque se entiende que ella mantiene con su marido un matrimonio abierto, el hecho de que se reuniera con el profesor Ferguson en su domicilio representa una violación del confinamiento, ya que las autoridades británicas habían determinado que las parejas que no viven juntas debían permanecer separadas durante el confinamiento.

«Acepto que cometí un error de juicio y tomé un curso de acción equivocado. Por lo tanto, renuncié a participar en el Grupo Científico Asesor para Emergencias (SAGE, por sus siglas en inglés)», declaró el profesor Ferguson a The Telegraph.

«Actué en la creencia de que era ya inmune, había dado positivo por coronavirus y me aislé por completo durante casi dos semanas después de desarrollar síntomas», reveló.

«Lamento profundamente cualquier menoscabo a los claros mensajes en torno a la necesidad continua de distanciamiento social para controlar esta devastadora epidemia. La orientación del Gobierno es inequívoca y está ahí para protegernos a todos», aseveró.

La señora Staats no quiso hacer comentarios.

Jefe del programa de modelos matemáticos del Imperial College de Londres, las pesimistas predicciones del profesor Ferguson sobre el desarrollo de la pandemia de coronavirus provocaron un giro radical en la política del Gobierno británico y el cierre del país hace siete semanas.

El Imperial College de Londres presentó un estudio, diseñado a través de un modelo matemático, que mostró que si el Gobierno no adoptaba una política que apuntara a la supresión del covid-19, y no a su simple mitigación, el máximo de contagios se produciría en tres meses, afectaría a cerca del 80 % de la población y dejaría unas 510.000 personas muertas solo en el Reino Unido.

Desde el inicio del confinamiento, el profesor Ferguson apareció con frecuencia en los medios de comunicación para apoyarlo y elogiar las medidas de «distanciamiento social muy intensivo».

Fuente, RT en Español – The Telegraph

(function(d, s, id){
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) return;
js = d.createElement(s); js.id = id;
js.src = «http://connect.facebook.net/es_ES/sdk.js#xfbml=1&version=v2.8»;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(document, ‘script’, ‘facebook-jssdk’));

Publicidad