Publicidad

Luego de que los taxistas de Bucaramanga anunciaran una jornada de protestas para este martes 10 de diciembre en contra del levantamiento del pico y placa, las autoridades decidieron modificar la fecha en que se levantará la medida.

Inicialmente la Dirección de Tránsito de la ciudad indicó que la medida sería levantada a partir del 16 de diciembre. De acuerdo con las autoridades, esa decisión respondía a la necesidad de facilitar la movilidad de quienes entran y salen de Bucaramanga durante la temporada de vacaciones.

La Dirección de Tránsito en su momento además señaló que en época decembrina la ciudad se descongestiona por el número de personas que se van de vacaciones. Para los días críticos como el 24 y 31 de diciembre, en los que el tráfico es un poco más pesado, las autoridades desplegarían un plan de contingencia vial.

Posteriormente, los taxistas de la ciudad, que estaban en contra de esa decisión anunciaron una jornada de protestas para que la medida iniciara más tarde.

Los conductores señalaron que la decisión de la Dirección de Tránsito afectaría la movilidad en la ciudad pues las vías se congestionarían, contrario a lo que habían afirmado las autoridades días antes.

Debido al anuncio de los taxistas, este lunes se adelantó una discusión entre los gremios de transporte y comerciantes para decidir la fecha en la que se levantaría el pico y placa en Bucaramanga.

El director de Tránsito de Bucaramanga, Juan Pablo Ruiz, anunció que la medida de pico y placa se levantará a partir del sábado 21 de diciembre y no el 16 como se tenía previsto inicialmente. Además, indicó que finalizará el 11 de enero en vez del 13 de ese mismo mes como se había propuesto.

Luego de la concertación los taxistas informaron que ya no se realizarían las protestas que tenían planeadas para este martes.

Publicidad