Publicidad

Por norma sanitaria y en atención a los protocolos de coronavirus, toda persona sospechosa y fallece, así no haya certeza de un eventual contagio por covid-19, el cuerpo no se entrega a la familia.

De inmediato se llama a la Funeraria para que lo recoja y tiene dos opciones, cromarlo o inhumarlo, precisó el Gerente de la ESE municipal, Francisco Suárez.

Dijo que entiende el dolor de la familia, pero está prohibida la velación y demás cultos o rituales.

Las pruebas son muy demoradas, entre 20 días a un mes y por tanto no las están practicando ya que no hay disponibilidad de neveras en Medicina Legal porque todas están llenas, aseveró el funcionario.

Twitter:@notillano  Web:notillano.com (JAS)

Fuente

Publicidad