Publicidad

 “Personal de la Unidad se ha desplazado a estas zonas de difícil acceso para direccionar a estas comunidades étnicas que se vieron afectadas en el marco del conflicto armado, hacia las rutas de asistencia, atención y reparación, dando a cumplimiento a uno de los objetivos de la entidad que es la de acercar al Estado a las víctimas para brindarles una oferta pertinente, eficaz, sostenible y oportuna”, dijo el director territorial de la Unidad para las Víctimas en Meta y Llanos Orientales, Carlos Pardo Alezones.

Según estudios del Ministerio de Cultura, para el 2005 los jiw representaban el 0,04% de la población indígena de Colombia. Esta etnia pertenece a la familia lingüística guahibo, quienes a causa de la violencia en sus territorios de origen los han abandonado, reubicándose en áreas con influencia de otras lenguas.

Twitter: @notillano Web: notillano.com Villar

Publicidad