Publicidad

Minsk (EFE).- Bielorrusia creó hoy una «lista negra» que incluye a funcionarios europeos en respuesta a las sanciones impuestas la víspera por los líderes de la Unión Europea (UE) a cuarenta personas vinculadas a la represión de los manifestantes bielorrusos tras las pasadas elecciones presidenciales.

Según el Ministerio de Asuntos Exteriores de Bielorrusia, «las sanciones fueron impuestas para castigarnos porque Bielorrusia no aceptó una serie de ultimátum, que no aceptaría ningún Estado soberano que se respete». La UE acordó  sancionar a Bielorrusia por fraude electoral y represión, después de alcanzar un consenso sobre la necesidad de recurrir al diálogo y a la firmeza con Turquía para resolver las tensiones en el Mediterráneo oriental.

Fuente

Publicidad