Publicidad

El hecho ocurrió en un local comercial del barrio Belén, en el suroccidente de Medellín.

El criminal, fue detenido en flagrancia cuando iba a cobrar la extorsión a su mejor amigo. La Policía Metropolitana del Valle de Aburrá, destacó que a la víctima de la extorsión le habían robado $ 400.000 y su moto, el pasado 19 de enero.

Para sorpresa de la víctima, las autoridades descubrieron que el señalado exigió los 2 millones de pesos a través de mensajes por WhatsApp y llamadas telefónicas.

La intimidación fue hecha a cambio de devolverle su moto y no asesinarlo. El capturado deberá responder por los delitos de extorsión, secuestro y hurto calificado y agravado.

Publicidad