Publicidad

 Cesar Augusto Caicedo, presidente de Colombina, fue galardonado con el Premio Fabio Echeverri Correa, durante la clausura del 31 Congreso Nacional de Cajas de Compensación Familiar de Asocajas, por incidir en el fortalecimiento y crecimiento de la economía del país, el cierre de brechas y el desarrollo social, aportando de esa manera a la construcción de una Colombia más competitiva, equitativa e inclusiva.

Caicedo, fue elegido como el ganador entre 32 postulados de todo el país por su trayectoria en Colombina, la cual ha estado enmarcada en una estrategia de sostenibilidad reconocida como una de las mejores en la industria de alimentos, altamente replicable y ejemplo para otros empresarios colombianos, la cual busca generar valor de largo plazo para todos los grupos de interés a través de un balance en los aspectos sociales, ambientales y sociales, que permite optimizar los recursos que utilizan, aportar a las comunidades, generar mayor productividad y maximizar la rentabilidad.

Con esta estrategia, ha impactado a más de 8.000 de sus colaboradores, más de 4.000 proveedores y las comunidades donde operan. Así mismo en 2018 redujeron el 6,3% de consumo de agua y el 19,1% en huella de carbono, a comparación de 2015; beneficiaron a 726 personas con la Fundación Colombina el año pasado y 18 empresas con el programa Big Brother; además de capacitar con más de 48 mil horas a sus colaboradores. Además, en los últimos tres años, Colombina ha crecido en promedio al 33% y logró récord de ventas de $1.8 Billones de pesos en 2018.

A la ceremonia de premiación asistieron el presidente de la República, Iván Duque Márquez; la ministra de Trabajo, Alicia Arango; la presidente ejecutiva de Asocajas, Adriana Guillén Arango; y el presidente de la junta directiva de Asocajas, Ernesto Herrera.

Al hacer entrega del premio, el Jefe de Estado manifestó que los finalistas “muestran cómo los empresarios de Colombia deben procurar brindarles bienestar no solamente a sus trabajadores, sino entender que las empresas de hoy, más allá de los resultados del balance, también se hacen importantes por su contribución a la sociedad”.

Por su parte, el presidente de Colombina declaró ser «un absoluto defensor y creyente de la importancia de las Cajas de Compensación Familiar». Y destacó que gracias a las Cajas, los recursos van directo, de manera efectiva, al trabajador. «Son la manera como los trabajadores tienen oportunidad de gozar de establecimientos para su recreación, proyectos de vivienda, salud, entre otros beneficios», agregó.

Finalmente, exhortó a cuidar y defender las Cajas de Compensación Familiar por ser «el punto donde el empleador, el trabajador y el Estado se juntan con el mismo interés: optimizar esos recursos por el bien de todos sus afiliados».

El segundo lugar lo ocupó Roberto Moreno, presidente de Amarilo, y el tercero, Efraín Forero, presidente de Davivienda. 

Publicidad