Metanoticiasrecientesregionales

Clausura de Convenios Solidarios, un acto de fe y confianza que demostró que con ‘Menos hacemos más’

Con un emotivo acto que permitió que los presidentes de las Juntas de Acción Comunal contaran su experiencia con la realización de las obras de mejoramiento de los parques biosaludables, se llevó a cabo la clausura de la primera convocatoria de los ‘Convenios solidarios, oportunidades para la paz’, iniciativa que adelantó la gobernadora del Meta, Marcela Amaya, como parte de su ejercicio de gobernanza que busca darle mayor protagonismo y participación a las juntas.

La mandataria destacó el papel de los funcionarios y dependencias que hicieron posible este programa y señaló: “esta es la tierra de oportunidades que se construye en equipo, y gracias a las juntas porque ese es el ejemplo que le han dado a los metenses. Gracias por entender la fórmula de que con Menos podemos hacer más”.

“Gracias por creer en esta Administración y por entender que el protagonismo no es individual sino colectivo, y ese es el liderazgo que necesitamos, el que debemos reclamar y que construye día a día las oportunidades”, dijo la Gobernadora.

Agregó que el reconocimiento no es para para la Administración, sino para las Juntas y anunció que, para la segunda convocatoria que estará abierta hasta el 15 de marzo se realizará un concurso para destacar el mejor proyecto; el ganador recibirá unos recursos adicionales para invertir en el barrio o vereda.

“Con los convenios solidarios ganamos porque pudimos demostrar que si éramos capaces de realizarlos de forma transparente y responsable, y hoy el departamento del Meta y las comunidades pueden disfrutar de 97 parques biosaludables que se ejecutaron en un tiempo récord, porque en dos meses y medio se lograron recuperar esos espacios para que las familias los puedan disfrutar”, señaló la Gobernadora, Marcela Amaya.

Recordó que se beneficiaron 97 Juntas de Acción Comunal que creyeron y se presentaron a la convocatoria que tuvieron una inversión cercana a los 3.200 millones de pesos, recursos que fueron “estirados” gracias al manejo eficiente y al compromiso de las comunidades, que trabajaron de manera unida para sacar adelante los proyectos que permitieron, además generar mano de obra y reconstruir tejido social, recuperar la credibilidad y la confianza.

Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: