Publicidad

Con el objetivo de fortalecer las acciones de emprendimiento para mejorar las condiciones de vida de las poblaciones más vulnerables del país, ocho cocineras tradicionales del pacífico, que pertenecen al programa IRACA de Prosperidad Social, participaron de un intercambio de experiencia y conocimiento con tres grandes chefs colombianos.
 
El objetivo de esta actividad en torno a los saberes culinarios ancestrales fue promover una red entre exponentes, comensales y cocineros expertos del país, que permitieran establecer futuras alianzas para las comunidades del pacífico colombiano, en torno a la gastronomía y la cultura.
 
«Queremos agradecer a todos por recibirnos y resaltar la cocina y tradición de nuestros municipios. Estamos recuperando nuestras costumbres ancestrales y todos los sabores de nuestras tierras. Gracias por posicionar a la costa pacífica como un destino gastronómico», señaló Luz Dary Valencia, una de las líderes del programa IRACA en Buenaventura y participante de esta experiencia.
 
Las mujeres que hacen parte del programa IRACA, que busca el fortalecimiento de la autonomía y seguridad alimentaria de las comunidades a través de los insumos y acompañamiento técnico, administrativo, financiero y social, por medio del desarrollo de proyectos productivos priorizados por la zona, han podido generar ingresos propios respetando su sistema económico y cultural tradicional.
 
La subdirectora de Programas y Proyectos de Prosperidad Social, Ana María Palau acompañó a este grupo de mujeres emprendedoras donde destacó el valor de las mujeres del pacífico enalteciendo su cultura ancestral con el objetivo de lograr el desarrollo y la equidad.
 
Las cocineras compartieron recetas del pacífico como aborrajados de maíz con camarones, chicharrones de corvina, langostinos apanados, sudado de calamar, atollado de camarón, canasta de plátano rellena de encocado de tollo ahumado, jugo de ciruelo, empanadas de plátano rellenas de concha, y jaiba.
 
Los reconocidos chefs nacionales e internacionales Harry Sasson, Carlos Yanguas, y Charlie Otero resaltaron la fortaleza y tradición de las mujeres afrocolombianas.
 
«Fue todo un placer y honor haber compartido con estas mujeres que nos han enseñado su cocina, sus historias, sus tradiciones», dijo el chef Harry Sasson.
 
Este encuentro de saberes y sabores permite la promoción de cocinas del pacífico, cada una en su estilo, respetando la salvaguarda de estas y compartiendo secretos que han permitido la sostenibilidad y rescate de algunos de los insumos utilizados en cada preparación.

Publicidad