Publicidad

Para evitar accidentes derivados del comportamiento climatológico reinante en la cordillera oriental, la vía a Bogotá estuvo bajo permanente monitoreo con radar y vigías sobre varios puntos críticos que presenta el carreteable.

La Concesionaria encargada de operar la arteria en mención, informó que hubo fuertes lluvias y las observaciones lanzaban las alertas y así poder actuar en preservación de los usuarios que transitaban a esa hora bajo las inclemencias del tiempo.

Afortunadamente no hubo ninguna eventualidad como las que reiteradamente suelen acontecer como desprendimiento de material.

Actualmente recomiendan transitar con precaución y guardando la distancia dentro y fuera de los túneles y atender recomendaciones o sugerencias del personal debidamente identificado a lo largo de la carretera que sirve de Villavicencio a Bogotá.

Twitter:@notillano Web:notillano.com (Santos)

Fuente

Publicidad