Publicidad

Este jueves la Sala Plena de la Corte Constitucional determinó que los animales no son sujeto de derecho, sino que son objetos de protección constitucional.

Esta decisión tomada por la alta Corte se da luego de estudiar una tutela que buscaba la libertad del oso “chucho” mediante el Habeas Corpus, una medida que solo puede ser aplicada en los humanos.

En la decisión siete magistrados votaron de forma negativa al considerar, que si bien los animales son seres sintientes, no podrían acceder a un derecho que se creo solo para beneficiar a los seres humanos.

Cabe recordar, que el oso nació en semicautiverio y fue trasladado a la reserva forestal de Manizales y posteriormente llegó al zoológico de Barranquilla, donde se encuentra actualmente.

Publicidad