Publicidad

Familiares también han sido sancionados por actos indelicados

Tres años después que la Sección Quinta del Consejo de Estado  anulara la elección de la entonces Diputada de la Asamblea del Meta, Claudia Patricia Garzón Torres, ayer la Procuraduría se pronunció con una sanción disciplinaria de destitución e inhabilidad por 10 años contra la misma ex asambleísta.

La hoy sancionada fue elegida Diputada para el periodo constitucional 2016 – 2019, pero mediante resolución 056 del 11 de mayo de 2017 fue desvinculada, en cumplimiento al fallo del Consejo de Estado, que confirmó la decisión del Tribunal del Meta.

Una relación contractual en el año 2015, a través de un contrato de servicios entre la Empresa Ambulancias del Llano S.A, de la cual, ella era accionista y representante legal, firmó el transporte medicalizado con el Ministerio de la Defensa- Hospital Militar de Oriente, a escasos 5 meses y 28 días de las elecciones regionales.

Eso la inhabilitó dado que la norma señala que ningún candidato que haya celebrado contratos o tenido alguna vinculación contractual con el Estado en la misma jurisdicción electoral, no puede inscribirse y ser elegido, 12 meses antes de los comicios.

Es de recordar, que el hermano de la ex Diputada; José Alejandro Garzón Torres, en su condición de entonces concejal de Villavicencio, para el periodo 2008– 2011 también fue sancionado con destitución del cargo e inhabilidad por 12 años.

Además, condenado a 10 años de prisión, por haber exigido un celular de alta gama y $3 millones de pesos en efectivo mensual, a un empleado de la Contraloría municipal a cambio de ayudar a sostenerlo en ese empleo o de lo contrario lo sacaría, ya que el concejal era amigo del Contralor de turno.

Twitter:@notillano Web:notillano.com (JAS)


Fuente

Publicidad