Publicidad

El suceso se presentó durante la noche anterior, momentos en que una mujer delgada, alta, trigueña, pelo lacio y de unos 22 años, recorrió el centro de la capital del Meta, vendiendo tintos a los vigilantes del sector, el cual al parecer tenía una sustancia que los adormeció. 

Según Richard Suárez, vigilante, la mujer de nacionalidad colombiana,  pasó por el sector de cielos abiertos sobre las 11 de la noche ofreciendo la bebida, la cual horas más tarde provocó sueño en dos de los guardas de seguridad del centro y en un supervisor que cayó de su motocicleta en el sector del Barzal. 

“Esa mujer llevaba solo 10 días días vendiendo tintos en el centro de la ciudad, no era conocida” instó Suárez. 

De acuerdo a información entregada por el coronel Juan Andrés Gómez, comandante del distrito de Policía, pese a que se hizo la búsqueda de la femenina, no fue posible dar con su paradero. 

Afirmó, que el hecho delictivo dejó como resultado, el hurto al establecimiento comercial Solo Adornos, el cual reporta una pérdida de 10 millones de pesos en efectivo. 

“Los sujetos corrieron una teja y se metieron para luego realizar el hurto al establecimiento” dijo el oficial. 

Recomendó a los comerciantes de la ciudad, no dejar sumas de dinero cuantiosas dentro de los establecimientos, verificar que las alarmas funcionen y que el servicio de vigilancia se esté presentado de la manera adecuada. 

Hizo un llamado a todas las personas, para que no compren bebidas a sujetos  desconocidos, con el fin de evitar esta clase de sucesos. 

Steven Liévano

Fuente

Publicidad